Pages

Thursday, March 01, 2007

Sobre la baja en la tasa de desempleo y su relación con el intervencionismo

Parece que bajó la tasa de desempleo por debajo de los 10 puntos. Obviamente que la baja de la tasa de desempleo puede interpretarse de muchas maneras. Pero vamos a suponer que la interpretamos de la manera más positiva posible. Y como siempre que las cifras económicas son "lindas", parece que el gobierno es el exitoso artífice, mediante políticas económicas bien planificadas.



Este es el gran engaño de toda doctrina intervencionista. Toda intervención sólo crea desempleo, menor productividad, mayores costos, desventajas del mercado local en relación al mercado extranjero, e incertidumbres en el mercado que inhiben la inversión.



Los que generan empleo son los inversionistas y los empresarios que aún pueden llevar a cabo sus proyectos A PESAR del intervencionismo estatal, y no gracias a él.



Pero además sería interesante preguntarle a algún defensor del intervencionismo cuáles políticas económicas del gobierno indujeron la baja de la tasa de desempleo.



Hagamos una rápida revisión de las distintas clases de intervenciones posibles (por un desarrollo de estos conceptos, ver otros artículos en este blog. Una exposición completa se puede encontrar en Human Action, parte 6, The Hampered Market Economy):



1) Aranceles a las importaciones. Incrementan los costos productivos, generando desempleo.



2) Impuestos. Incrementan los costos productivos, generando desempleo.



3) Subsidios. Incrementan los costos productivos de las áreas económicas directamente afectadas por el incremento de los impuestos destinados a los subsidios, por lo que el empleo que genera por un lado, lo compensa generando desempleo por otro. Además el empleo generado por un lado es inferior al desempleo generado por el otro, debido a los mayores costos que implica para la sociedad cargar con actividades subsidiadas en lugar de comprar fuera del mercado local a precios más bajos.



4) La devaluación, que incrementa los costos de todos los bienes y servicios. Los provenientes del mercado externo, por el mayor valor de la divisa extranjera. Y los provenientes del mercado local, por el efecto de la demanda adicional desde el mercado externo (aunque este efecto tiende a nivelarse a mayor plazo) y por el efecto del incremento de los costos de los factores de producción importados. Por lo tanto también genera desempleo.



5) Imposición de salario mínimo. Quita del mercado laboral a aquellos cuyo salario de mercado, es decir, el salario que los empleadores están dispuestos a pagar por su trabajo, queda por debajo del salario mínimo.



6) Expansión monetaria. El instrumento favorito de los peores intervencionistas y del cortoplacismo político. Genera expansión de crédito, genera el efecto boom económico, y su consecuencia final: escasez de factores de producción y de crédito. El empleo promovido por la expansión artificial desaparece luego en la etapa de crisis. Además provoca devaluación, con las consecuencias que ya vimos.



7) Control de precios. Inhibe la inversión, y por lo tanto la creación de empleo. Es cierto que promueve la inversión en otras áreas, debido al escape de inversores desde las áreas afectadas por el control de precios. Pero no es compensatorio, puesto que lo único que se logra es que se llene más rápidamente el espacio de rentabilidad del destino de las inversiones, algo que igualmente se hubiera logrado a la larga mediante el proceso natural del mercado.



8) Regulaciones y trámites para abrir una nueva empresa, e impuestos fijos asociados. Perjudica la capacidad del mercado de generar empleo.



9) Generación directa de empleos públicos. Junto con la expansión monetaria, la otra varita mágica de los peores intervencionistas. Puede considerarse un caso especial del subsidio. El empleo generado por un lado es compensado por el desempleo generado a causa de los mayores impuestos. Al igual que el caso de los subsidios, el desempleo generado por un lado es mayor que el empleo generado por otro. Pero en este caso la diferencia es mucho mayor aún por cuanto se absorben enormes volúmenes de recursos producidos por la sociedad, hacia fines no productivos, es decir, que no crean valor (o muy poco) para la sociedad.



En fin, que algún defensor del intervencionismo me diga qué clase de intervención no consideré que pueda ser la responsable de la generación de empleo.

27 comments:

  1. que algún defensor del intervencionismo me diga qué clase de intervención no consideré que pueda ser la responsable de la generación de empleo.

    La intervención que olvidaste considerar fue la intervención global. O sea: ¡todo junto y al mismo tiempo! (Los socialdemócratas parecen pensar que muchos males juntos producen un bien).

    wg

    ReplyDelete
  2. Bueno en realidad sí me había olvidado de uno, y muy importante. Quedó en el punto número 9.

    ReplyDelete
  3. No puedo evitar señalar un error.

    "1) Aranceles a las importaciones. Incrementan los costos productivos, generando desempleo."

    No necesariamente. También pueden bajar los precios de los bienes que compiten.

    ReplyDelete
  4. Lobo, como casi siempre, totalmente de acuerdo con vos.

    Marujita, no entiendo tu razonamiento. Si pongo un arancel a la importación, los productos locales van a ser más caros, por la falta de competencia. ¿Dónde ves una potencial baja del precio de algo?

    ReplyDelete
  5. Diego, me alegra que por fin hayas publicado un comentario en mi blog :)

    Marujita, yo pregunto lo mismo que diego. La verdad no comprendo tu razonamiento. ¿Cómo es que un arancel reduce los costos? El arancel es un costo en sí mismo.

    ReplyDelete
  6. Por eso no generalizo. Por ej, puede ocurrir que la importación de determinados bienes no permita el desarrollo de la industria local. Los bienes importados a veces son más baratos, no necesariamente porque sean más eficientes los procesos productivos. Muchas veces esto ocurre porque son bienes subsidiados o porque las propias empresas deciden trabajar a pérdida durante un tiempo bajando los precios de venta, y afectando a sus competidores, hasta que puede imponerse en ese mercado. En este caso los aranceles a las importaciones permiten corregir el efecto de las prácticas desleales que impiden el desarrollo de la industria local.

    Y por supuesto que la producción a nivel local, que en este caso sería eficiente, va a aumentar el empleo.

    ReplyDelete
  7. 3 preguntas:

    1- ¿Qué le dices a esos tipos que siempre ponen a Suecia, Francia, etc, como los grandes ejemplos de lo bien que funciona el intervencionismo?

    2- ¿Qué tanta fuerza tienen las ideas ancaps en tu país? ¿Cómo te tratan allá?

    3- ¿Te llaman "derechista"? ¿Te parece mal?

    wg

    pd para avisarte que hay cosas nuevas en mi blog http://anarcofago.blogspot.com

    pd´: pero aún no sé cómo se ponen enlaces

    ReplyDelete
  8. marujita, tu análisis es simplista, y es el típico argumento intervencionista al cual ya he contestado en innumerables ocasiones, incluso a vos misma.

    Y todo se basa en una falsa idea: de que el fin de la economía es vender, cuando en realidad vender es un medio: un medio para comprar, y si es al menor costo posible, mejor. Entonces,

    1) Los subsidios son costos para la sociedad en la que se aplican. Imaginate: gracias a los subsidios, podemos comprar bienes más baratos, y bancados por una sociedad que no es la nuestra! Es genial! Nos re conviene! ¿qué hay de malo en ello?

    2) Con la enorme demanda internacional creciente que hay sobre los productos que en europa y estados unidos se subsidia, realmente no debe preocuparnos que los productores nuestros se vean afectados. A pesar de lo que digan y repitan una y otra vez, las exportaciones de esos productos aumentan debido al incremento mundial de la demanda. La acusación de competencia desleal que nuestros paises endilgan a los paises del primer mundo es la típica excusa de la que vivimos desde hace décadas: que el culpable de nuestra pobreza son los paises más desarrollados. Siempre es mucho más fácil echarle la culpa a los demás que encontrar la responsabilidad en nosotros mismos.

    Además ¿en qué nos empobrece que podamos acceder a productos más baratos en el exterior sin tener que vender más nosotros? Al contrario. Como dije, con los subsidios nos estan regalando.

    3) Hay un enorme espectro de productos que no son subsidiados, miles de veces mayor en volúmenes de comercio que los subsidiados. Muchos que ya se producen, y otros que no se pueden producir localmente debido a los costos que impone el estado.

    4) Todo el discurso intervencionista sobre los subsidios ya queda invalidado frente a los argumentos de mi post: ¿por qué los intervencionistas le echan la culpa a los subsidios extranjeros de nuestros problemas, pero ignoran todos los costos asociados al intervencionismo estatal que ya enumeré en el post? ¿acaso no es hipócrita esa postura? ¿por qué en lugar de llenarse la boca con los subsidios de los paises extranjeros, no reducimos los enormes costos que el mismo estado impone a la producción local?

    Me gustaría que algún defensor del intervencionismo contestara a esta pregunta, que nunca la vi respondida.

    La mejor forma de enfrentar el intervencionismo de los demás es reduciendo el propio.

    ReplyDelete
  9. william,

    1- Siempre les digo lo mismo, aunque lamentablemente reaccionan con pura negación: el éxito de esos países no es el intervencionismo que practican, sino un nivel de liberalismo mayor que el nuestro, Tienen menores niveles de impuestos, tienen economías mucho menos proteccionistas, mucho más abiertas que las nuestras. El gasto público per cápita es muy inferior, las políticas monetarias son más serias, no se endeudan o se endeudan mucho menos. No imponen obstáculos a la inversión extranjera como imponemos acá. Es mucho más fácil y rápido crear nuevas empresas. Acá para crear nuevas empresas cobramos un montón de impuestos y hacemos pasar a los nuevos emprendedores por cientos de trámites inútiles. Etc etc.

    En cambio los intervencionistas pobremente asocian el éxito de esos países entre otras boludeces a los subsidios aplicados a actividades económicas que no tienen relevancia en la economía de dicho país, ni en el porcentaje minúsculo sobre el producto bruto, ni en la cantidad de empleo que generan. Y para colmo, sin siquiera darse cuenta que los subsidios incrementan los costos a la sociedad.

    2) Acá en Uruguay tienen muy poca fuerza por el momento las ideas ancaps. Pero siempre que discuto con amigos y conocidos sobre estos temas, no tengo por qué decir que soy anarcocapitalista. Simplemente los hago razonar, y comprenden. Además, si digo lisa y llanamente que soy defensor del capitalismo ya empiezan con falsas ideas y se cierran al razonamiento.

    3) No necesariamente. Además siempre estoy cuestionando a la derecha porque al fin y al cabo todas las políticas intervencionistas de nuestro país se aplicaron desde siempre, y sobre todo a partir de los comienzos del siglo XX. La derecha estuvo en el poder desde esa época. Y la izquierda ahora en el poder desde hace apenas dos años mantiene las mismas políticas, pero para colmo incrementa el gasto público. O sea, son peores aún. Lo único que ha agregado de positivo la izquierda es devaluar menos la moneda.

    ReplyDelete
  10. Los análisis simplistas suelen ser los que plantean generalizaciones y leyes universales.

    Que curioso Lobogris. El mismo argumento que te sirve para justificar la necesidad de no intervención (evitar la competencia desleal), se puede dar vuelta si necesitás justificar que no importa si son los demás los que intervienen su economía y a raíz de esa intervención distorcionan la nuestra.

    Mi análisis será simplista pero el tuyo es contradictorio.

    ReplyDelete
  11. Además te quedaste en el tiempo de Walras, con tu sobreargumentación en la demanda. Marshall hace más de un siglo que explicó el punto de equilibrio y la importancia de la oferta.

    ReplyDelete
  12. Marujita,

    lo único contradictorio es como te dije, echarle la culpa de la falta de competitividad de nuestros productos a los subsidios extranjeros, cuando aquí se incrementan enormemente los costos productivos mediante impuestos, aranceles, regulaciones laborales, devaluación, inflación, etc. No respondiste entonces a mi pregunta (es más, por alguna razón nunca respondés a mis preguntas):

    ¿por qué en lugar de llorar por los subsidios del exterior, no aumentamos la competitividad de nuestros productos eliminando todas las intervenciones que incrementan los costos productivos?

    No hay contradicción en lo que dije yo. Cada uno que haga en su pais lo que quiera. Las distorsiones que las intervenciones de otro país crean sobre el nuestro se pueden combatir fácilmente liberalizando nuestra economía. Si nos afectan, es debido al intervencionismo nuestro. Y el caso de los subsidios es un caso típico, como lo acabo de demostrar.

    ReplyDelete
  13. Además ningún país puede aplicar subsidios sin reducir su propia competitividad en otras áreas. De algún lado salen los recursos para bancar los subsidios, no te parece?

    ReplyDelete
  14. La falta de competitividad de nuestros países tiene dos causas:

    1) las ineficiencias internas, que como bien decís, hay que dar solución. Y comparto varias soluciones que proponés. No todas porque estoy a favor de intervenir.

    2) la competencia desleal por parte de otros países que distorciona nuestra economía bombardeandola con productos baratos y compite deslealmente con nuestras exportaciones que en muchos casos a pesar de ser más eficientes, no logran competir con sus productos ineficientes y subsidiados. En este caso estoy a favor de intervenir.

    Y no soy de las que llora por los subsidios del exterior. Sólo digo que hay que intervenir.

    El problema de tu análisis es que partís de un falso supuesto: que es la demanda la que mueve todo. Vos supeditás la oferta a la demanda. Estás cometiendo un grave error.

    ReplyDelete
  15. Destructor de Mitos5 March 2007 at 15:58

    Lobo, Marujita: creo que tienen razón los 2. A corto plazo, un arancel puede genera una baja de desempleo. Pero, a largo plazo, nunca (más bien todo lo contrario).

    Hay que ser realistas: lo aranceles nunca son para "proteger" tal o cual industria ni para garantizar la competitividad de la economía nacional, sino para "proteger" a tal o cual "amigo".

    ReplyDelete
  16. Marujita,

    yo parto del razonamiento puro: si el estado incrementa los costos mediante impuestos, devaluación, aranceles, etc, entonces ¿por qué no reducir esos costos en lugar de echarle la culpa a los extranjeros de sus subsidios? Todo el discurso de los subsidios no es más que una enorme mentira para desviar la atención del verdadero culpable del problema de la competitividad: el estado.

    ¿no te parece que es una hipocresía? Además ¿intervenir para qué? ¿para incrementar aún más los costos para otros?

    O sea ¿cuál es tu solución? ¡proteger a unos y perjudicar a otros! Ese es el gran drama del intervencionismo, no sé por qué cuesta tanto verlo.

    Decime a ver qué está mal en ese razonamiento en lugar de repetir una y otra vez que parto de la demanda como motor de todo (lo cual es cierto, y no pudiste demostrar por qué está mal, pero no tiene nada que ver con este razonamiento en particular)

    ReplyDelete
  17. Destructor de Mitos, yo no arriesgaría a predecir en el largo plazo. Todo depende de como se vayan adaptando las condiciones. Quizás el arancel es un primer paso, hasta reactivar las industrias y volverlas competitivas, y cuando llega ese momento, se podría sacar. En ese caso puede llegar a compensarse la ineficiencia que planteás al principio. El fracaso de muchas intervenciones se debe a que no saben cuando terminar de intervenir o no quieren hacerlo porque les resulta útil políticamente.

    Lobogris, por supuesto que el estado tiene la obligación de bajar los costos productivos y que es hipócrita llorar por los subsidios para seguir manteniendo la ineficiencia interna. En eso estoy muy de acuerdo con vos. Pero esa no es razón para justificar los subsidios de otros.

    Fijate vos en tus explicaciones. Ya lo hablamos. Siempre supeditás la oferta a la demanda. Y no es así. Es mucho más complejo. La oferta tiene otros determinantes.

    ReplyDelete
  18. Marujita,

    te estás equivocando. Yo no estoy justificando los subsidios de otros. Nunca lo hice y decime dónde dije tal cosa.

    No soy yo el intervencionista. Sos vos, y los mismos argumentos que vos utilizás para defender el intervencionismo aquí, es la que utilizan los intervencionistas allá.

    Yo lo que estoy diciendo es que no le podemos echar las culpas de nuestros problemas a los extranjeros cuando el problema está aquí no allá.

    ReplyDelete
  19. Acá lo dijiste:

    "1) Los subsidios son costos para la sociedad en la que se aplican. Imaginate: gracias a los subsidios, podemos comprar bienes más baratos, y bancados por una sociedad que no es la nuestra! Es genial! Nos re conviene! ¿qué hay de malo en ello?

    2) Con la enorme demanda internacional creciente que hay sobre los productos que en europa y estados unidos se subsidia, realmente no debe preocuparnos que los productores nuestros se vean afectados."

    Y no soy intervencionista. No soy partidaria de generalizar soluciones. Hay que ver cada caso.

    ReplyDelete
  20. Marujita,

    eso no es una justificación. Estoy simplemente diciendo los efectos de los subsidios, que son contrarios a los que los intervencionistas manejan.

    Yo sólo me limité a explicar cómo los subsidios nos beneficia a nosotros y cómo les perjudica a ellos mismos.

    Justificación es decir: está bien que subsidien. Lo TIENEN que hacer. Pero eso lo hacés vos, no yo. Yo no comparto la idea de que unos se beneficien a costa de otros. Sos vos quien lo hace.

    Y sí, sos intervencionista. Intervencionismo no es generalizar soluciones. Intervencionismo es justificar la intervención del mercado. Punto. Y ya has mostrado en muchas ocasiones que sos partidaria de hacerlo.

    ReplyDelete
  21. En ese caso sí, soy intervencionista. Tu problema es que de gris sólo tenés el nombre. Para vos todo es blanco o negro. Yo creo que en algunos casos es mejor no intervenir. Y además algunos tipos de intervenciones no me gustan nada, por ej el control de precios.

    ReplyDelete
  22. Totalmente de acuerdo con lo expuesto en el post LoboGris.

    Lamentablemente, esto no se explica en las escuelas, ni sale en los noticieros....conclusion, esto no existe para la gente....consecuencia, todo va bien y este gobierno es Gardel.

    Saludos.

    ReplyDelete
  23. Marujita,

    hay cosas en las que no se puede ser otra cosa que blanco o negro.

    De todas formas te concedo que últimamente justificás menos el intervencionismo que cuando recién te conocí.

    Analista,

    Es así. La sociedad tiene que aprender que cuando a un pais le va mejor es cuando el gobierno jode menos. No se enseña en las escuelas, pero es nuestra responsabilidad enseñar eso. En caso contrario nuestras sociedades siempre va a estar sometidas a la arbitrariedad de los políticos y burócratas. De esta manera, los políticos se atribuyen los éxitos de una economía, y después la gente les da crédito para hacer cualquier cosa.

    ReplyDelete
  24. sep, vas a ver que dentro de poco vas a ser toda una libertaria. :P

    ReplyDelete
  25. Lobo, dijiste (refiriéndote a los países europeos socialdemócratas):

    el éxito de esos países no es el intervencionismo que practican, sino un nivel de liberalismo mayor que el nuestro, Tienen menores niveles de impuestos, tienen economías mucho menos proteccionistas, mucho más abiertas que las nuestras. El gasto público per cápita es muy inferior, las políticas monetarias son más serias, no se endeudan o se endeudan mucho menos. No imponen obstáculos a la inversión extranjera como imponemos acá. Es mucho más fácil y rápido crear nuevas empresas. Acá para crear nuevas empresas cobramos un montón de impuestos y hacemos pasar a los nuevos emprendedores por cientos de trámites inútiles. Etc etc.

    Me parece buena respuesta. Aunque... ¿el nivel de impuestos y el gasto público per capita son menores en Europa (comparados con Latinoamérica)? Yo tenía entendido que las tasas de impuestos de allá eran mucho mayores.

    ReplyDelete
  26. En general son menores. En los casos en que ya no es así, son justamente los casos con mayores problemas de crecimiento.

    Pero el desarrollo europeo proviene de una etapa muy liberal. Recordemos que terminaron la segunda guerra mundial con economías destrozadas. Y gracias al liberalismo imperante nos volvieron a alcanzar y a superarnos mientras acá insistimos en estados grandes y costosos y en fuertes políticas inflacionarias.

    Que ahora algunos paises hayan incrementado el gasto público, es la causa principal de que empiecen a tener problemas de crecimiento. Pero el desarrollo muy por encima del nuestro lo lograron con las políticas más liberales.

    ReplyDelete